domingo, 6 de marzo de 2016

Jucumari se alista para su nuevo hábitat Reciben alimentos para el oso andino maltratado

El oso andino a quien nombraron “Ajayu” se encuentra en favorable recuperación tras la cirugía que le practicaron en el ojo izquierdo. Ahora se encuentra al cuidado de expertos veterinarios que lo atienden en el zoológico Vesty Pakos de La Paz, lugar donde recibe donación de alimentos.

Según la directora de Senda Verde, Vicky Ossio, la campaña de ayuda al oso maltratado fue iniciada en Cochabamba y continúa en la ciudad de La Paz.

“Agradecemos enormemente a toda la gente que apoya, pueden seguir llevando las cosas al zoológico”, sostuvo.

La gente que quiere ayudar con alimentos para el oso jucumari, puede dirigirse hasta el zoológico Vesty Pacos, Mallasa 10.00 a 16.00.

LOS INSUMOS

La lista de insumos que el oso requiere son: Cerelac, Glucosamin, Sabila (Irupana), PVM ADN los suplementos sabor frutilla o vainilla, 100% EGG PROTEIN albumina en polvo, hojuelas de Avena (no instantánea),

Soya special en bolsa sabor frutilla o vainilla (Hipermaxi), duraznos al jugo, piña al jugo, miel, yogurt c/probioticos (Proactive, o Biogurt y Kefir sabor frutilla), papaya, plátano, tuna, palta, uva yunas cuantas frazadas.

El oso jucumari “Ajayu”, maltratado en Cochabamba y trasladado hasta La Paz fue operado hace dos semanas y se recupera favorablemente, en los próximos días evaluarán su mejora y luego será trasladado al refugio de animales de Senda Verde, ubicado en la provincia Nor Yungas de La Paz, donde se alista un espacio de 500 metros cuadrados para que habite.

FONDO MUNDIAL

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), el jucumari o el oso de anteojos vive en los bosques andinos, desde los 1.000 metros de altura, en los páramos. Los machos miden entre 1,5 y 2 metros, y pesan hasta 175 kilogramos.

Llegan a la edad adulta entre los tres y cinco años. El tiempo de gestación del oso de anteojos dura entre seis y ocho meses, luego de los cuales la hembra pare hasta dos crías.

El único oso de Suramérica es en gran medida vegetariano. Come sobe todo frutas silvestres, rizomas, bulbos y bromelias, aunque también llega a consumir carcasas de animales muertos.

Transita por áreas muy amplias. Un macho cubre hasta 61 kilómetros cuadrados.

ESPECIE FUNDAMENTAL

Al dispersar semillas sobre grandes superficies, cumple un rol esencial para la vitalidad y el futuro de los bosques andinos.

Su presencia es además un poderoso indicador de la salud de los ecosistemas y dinamiza la vida de los bosques, cuando derriba arbustos y ramas para buscar alimento. Para numerosos grupos indígenas el oso de anteojos es un animal sagrado, un ser mágico que algunas culturas era un vínculo entre el cielo y la tierra, un mediador entre el bien y el mal o un hermano mayor.

El oso de anteojos es además una especies sombrilla. Su conservación beneficia la protección del páramo, de los bosques de niebla y de decenas de especies que habitan estos ecosistemas. De estos espacios viene el 70% del agua que consumen los colombianos.

EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

La ampliación de la frontera agrícola y la deforestación es una de las principales amenazas que enfrenta. Hay cada vez más interacción entre los osos y los humanos, lo que provoca tensiones.

Algunos campesinos lo cazan porque daña sus cultivos y puede llegar a atacar los animales domésticos. A pesar de ser un animal huidizo, tímido y de que no hay registros de ataques contra humanos, algunos piensan que es peligroso.

Hay también quienes matan los osos para traficar con su grasa y sus garras por tener supuestos beneficios médicos. Y todavía hay gente que los caza para tener trofeos.

Según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), el oso de anteojos está en peligro de extinción, en la categoría “vulnerable”, de acuerdo a WWF.

DATOS

- La salud del oso Ajayu mejora progresivamente y en los próximos días será trasladado a su nuevo hogar, en los Yungas del departamento de La Paz.

- Lo que más caracteriza al oso andino es la presencia de manchas blancas o amarillentas en torno a los ojos, que en ocasiones llegan a la zona de la garganta y pecho, aunque en algunos especímenes pueden faltar totalmente las manchas claras en el rostro.

- El oso reaccionó positivamente a la operación en su ojo izquierdo. El animal empezó a ingerir alimentos y ahora pesa más de 40 kilos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario