Ecologia, Medio Ambiente Bolivia

domingo, 29 de marzo de 2015

Unos 170 países apagaron la luces durante una hora

La campaña “La Hora del Planeta” recorrió ayer todo el mundo con el apagón de monumentos tan emblemáticos como la Torre Eiffel en París o el Coliseo de Roma para marcar este año clave en la lucha contra el cambio climático.

En Latinoamérica, varias ciudades acataron la medida apagando las luces entre las 20:30 y las 21:30. También en Bolivia la gente se manifestó.

A la hora señalada, el símbolo más conocido de la capital francesa dejó de brillar y quedó a oscuras durante sólo cinco minutos, por razones de seguridad.

Además de la Torre Eiffel, cerca de 300 monumentos parisinos se apagaron ayer por la noche para participar en el evento “Earth Hour”, organizado por noveno año por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

“Save our climate now!” (“Salvemos ahora nuestro clima”) fue el eslogan que activistas en Berlín compusieron con velas cerca de la puerta de Brandenburgo.

En Madrid, en cuanto las luces se apagaron en los jardines del Palacio de Oriente, ciclistas pedalearon sobre un escenario para dar luz a un globo terrestre gigante.

El apagón también llegó a Rusia, donde el Kremlin en Moscú, y el Museo del Hermitage, en San Petersburgo, apagaron las luces, de la misma forma que la Acrópolis de Atenas, el castillo de Edimburgo, el Coliseo de Roma, los rascacielos de Fráncfort o la plaza de los héroes de Budapest.

El Big Ben y el parlamento británico se oscurecieron en Londres, y el heredero del trono en Reino Unido se unió a la operación con un mensaje de video: esto es “un recordatorio simbólico y potente de que todos juntos podemos cambiar las cosas”, afirmó el príncipe Carlos.



Demanda de compromisos

Como en anteriores ediciones, WWF había pedido un apagón de una hora a ciudadanos, Gobiernos y empresas de todo el mundo. El objetivo no era sólo ahorrar electricidad en ese momento puntual, sino sensibilizar sobre la necesidad de utilizar fuentes de energía sostenibles, además de pedir compromisos políticos para detener el calentamiento global.

La Hora del Planeta comenzó en Australia a las 9:30 GMT, centrándose este año en la agricultura por el temor a que un aumento de las temperaturas pueda socavar la capacidad del país para producir alimentos.

Después llegaron los rascacielos de Hong Kong, la Torre Taipei 101 en Taiwán o las torres gemelas Petronas, en Kuala Lumpur.

La campaña se produce meses antes de la cumbre del clima de París, en diciembre, que tiene como objetivo llegar a un acuerdo para reducir drásticamente las emisiones de CO2 y días antes de que se cumpla la fecha límite para que todas las partes envíen sus compromisos.



Una campaña global

La iniciativa empezó en Sídney en 2007, pero se convirtió en un acontecimiento global muy rápidamente.

“Más de 170 países y territorios, más de 1.200 lugares emblemáticos y cerca de 40 enclaves declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco” debían participar en la iniciativa, según dijo a la AFP el director de la Hora del Planeta, Sudhanshu Sarronwala.

La consigna este año es “utiliza tu poder para cambiar el cambio climático”, lo que ha dado pie a numerosas iniciativas en distintos lugares, como una fiesta de baile Zumba con trajes que brillan en la oscuridad en Filipinas, cenas a la luz de las velas en restaurantes de Londres y una pista de baile con su propio generador bajo la Torre Eiffel.

Mike Berners-Lee, un consultor privado experto en energía, dijo a AFP que La Hora del Planeta es una forma muy efectiva de enviar un mensaje para decir a la gente que “le incumbe verdaderamente que la reunión de París sea un éxito”. Se estima que 9 millones de personas en 162 países participaron en 2014.

Según oficina de control de gases, los autos a GNV contaminan más



El Centro de Revisión Técnica Vehicular de la Alcaldía de Tarija confirmó que los vehículos convertidos a Gas Natural Comprimido (GNV) contaminan más que los autos a diesel y gasolina, con relación a la emisión de gases. Para tener estos datos se toman en cuenta la emisión del Hidrocarburo (HC) y el Monóxido de Carbono (CO), entre los principales; además de otros gases que son controlados.

El parámetro que hace del GNV como el carburante más contaminante, es cuando se mide el HC. Las emisiones (HC) son medidas en partes por millón (PPM). Este diagnóstico permite evaluar automáticamente el rendimiento de la combustión del motor y las emisiones de los gases.
En el caso de vehículos a gasolina, el HC debe de llegar a un rango de 125 a 650, pero en las inspecciones realizadas, suelen llegar a 50 y 100, muy por debajo de lo permitido.
En el caso del diesel se mide la opacidad, que tiene un rango de 65 a 75, y en los controles realizados estos llegan de 1,7 a 30 HC, eso significa que está también dentro de los límites.
En el caso de los vehículos a GNV, estos deben llegar a los mismos parámetros que de gasolina (125 a 650), pero cuando se realiza la medición del HC, este llega a un rango de 2.000 hasta 30.000 en algunos casos. Eso confirma el grado de contaminación que se tiene.
Las emisiones de hidrocarburos (HC) son de nafta sin quemar y vapores de aceite, que son los mayores contribuyentes para la contaminación del ozono. Los hidrocarburos en la atmósfera reaccionan con el sol y se rompen para formar otros componentes químicos que irritan los ojos, las fosas nasales, garganta y pulmones.
El representante de la unidad de control de la Alcaldía, Juan Carlos Camacho, asegura que el 80 por ciento de los vehículos convertidos a GNV, no pasan la prueba de inspección de gases. Sólo un 20 por ciento logra aprobar y conseguir la roseta de ambiental.
“Económicamente el GNV es más rentable pero ambientalmente no, eso les dijimos a los trasportistas porque lo mandan como un proyecto `boom´ sin medir la emisión de gas”, dijo Camacho a tiempo de señalar que deberían existir en cada taller al menos un medidor, de tal forma que se saque un vehículo menos contaminante.
El responsable del programa de GNV, Enrique Flores Tapia, aseguró que el GNV es el combustible más limpio a diferencia de los carburantes líquidos. Indicó que a la fecha no recibieron información alguna sobre la contaminación de los vehículos transformados.
“Creo que desde la conversión se a dejado de contaminar el medio ambiente. Ahora si los propietarios no hacen un mantenimiento del motor, puede que este ocurriendo esa situación”, dijo.
En el departamento existen cerca de 17.800 vehículos, entre el servicio público y particular que están circulando.
El representante departamental de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Nelson Olivera, dijo desconocer de los datos de contaminación y aseguró que solicitará información en torno a la medición de los gases y de la cantidad de vehículos inspeccionados.

Contaminación del HC
Se genera por una mala ignición de una bujía en mal estado y un pobre encendido. Además por la pérdida de compresión por un motor desgastado, causando que queme más aceite debido a las válvulas, anillos o cilindros usados.
Una vez que comienza a contaminar el Hidrocarburo, se va produciendo otros gases como el Monóxido de Carbono (CO) que es un toxico altamente peligroso que puede hasta causar la muerte cuando se respira en niveles elevados.

Pocos ciudadanos cumplieron con la Hora del Planeta

Más de 7.000 ciudades en todo el mundo cumplieron anoche la Hora del Planeta, un proyecto que busca darle un respiro al mundo dejando de lado el uso de electricidad por 60 minutos.

En la sede de Gobierno pocas personas participaron de la convocatoria apagando los utensilios eléctricos entre las 20.30 y 21.30 horas. Además, sectores, como el Palacio Consistorial, quedaron en penumbras cumpliendo con la campaña que se realiza una vez al año.

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (Gamlp), a través del secretario de Planificación del Desarrollo, Mario Mendoza, informó que se hizo el apoyo correspondiente a la causa, apagando las luminarias del Palacio Consistorial y las luces de todas las dependencias de la Alcaldía.

Además, aclaró que las luces de El Prado paceño no se apagaron por la alta afluencia de personas, a fin de evitar actos delincuenciales u otro tipo de acontecimientos que atenten contra la seguridad de la población.

Ante las declaraciones del funcionario de la Alcaldía, EL DIARIO se constituyó en El Prado con la finalidad de verificar el movimiento de personas, donde se encontró que tres negocios de comida rápida apoyaron la campaña apagando las luces en sus dependencias y usando velas en cada mesa.

Mientras tanto, los ciudadanos solo realizaban sus actividades cotidianas, paseando por las calles céntricas de la sede de Gobierno, comprando algunas palmas para el “Domingo de Ramos” y muchos, en compañía de sus mascotas, recorriendo la ciudad.

El Gobierno Municipal de La Paz y la fundación Canaru, al igual muchas instituciones, se sumaron la noche de ayer a la Hora del Planeta. En la urbe paceña los lugares emblemáticos, como las plazas o frontis de iglesias, además de los Puentes Trillizos y otros, tuvieron también las luces apagadas.

Por otra parte, cabe recordar que días atrás, el secretario de Planificación del Desarrollo del Municipio de La Paz, Mario Mendoza, informó que en la urbe paceña si bien no se realizarán actividades no se tendría la afluencia de años pasados debido al Auto de Buen Gobierno.

La actividad que fue iniciada el 31 de marzo del 2007 cumplió ayer ocho años con la finalidad preservar el planeta tierra.

EL PLANETA

Agregado a ello, se calcula que unas 7.000 ciudades en todo el mundo participaron de la actividad con el objetivo de darle un respiro al planeta.

El portal web de la Hora del Planeta publicó: “Celebración más grande del mundo para nuestro planeta. Durante la Hora del Planeta, cientos de millones de personas en todo el mundo apagan sus luces durante una hora, para mostrar su compromiso con algo que todos tenemos en común: el planeta”.

sábado, 28 de marzo de 2015

Prevén impacto ambiental del nuevo estadio El Batán

Un grupo de ambientalistas considera que la construcción del nuevo estadio El Batán para los Juegos Odesur 2018, en los predios del Club Hípico Nacional, ocasionará un serio impacto ambiental desde su construcción hasta su funcionamiento. Una consecuencia será la concentración de la contaminación atmosférica y un aumento de la misma en al menos 5 por ciento.

El responsable de la Red MoniCa que monitorea la calidad del aire en Cochabamba, Alain Terán, explicó que durante la construcción de la obra, que durará tres años aproximadamente, “habrá un movimiento de tierra que aumentará el nivel de partículas en la zona”.

El director de la Sociedad de Gestión Ambiental Boliviana (SGAB), Gregori Paz, manifestó que el impacto ambiental en la fase de construcción no es determinante, porque es algo propio de una ciudad con obras civiles en crecimiento. Pero la mayor contaminación se generará una vez que el estadio funcione, porque provocará “congestionamiento vehicular que producirá una mayor emisión de carbono, porque son avenidas estructurales”, señaló.

Entretanto, el ambientalista de Gestión y Monitoreo Ambiental (GEMA), Marcelo Delgadillo, agregó que con las actividades deportivas que se llevarán adelante en el estadio aumentará la intensidad del uso de suelo urbano en la zona. “Eso significa más circulación de gente, más residuos sólidos y líquidos, contaminación de vehículos y embotellamientos”, agregó.

Delgadillo expresó que el Club Hípico cumple la función de absorber emisiones de carbono y ruido. El ambientalista comentó que la vegetación absorbe el anhídrido carbónico de todos los gases contaminantes, genera oxígeno y ayuda a mejorar la humedad del medio ambiente, porque las plantas absorben la humedad del suelo y la vaporizan al aire. “Más allá de la contaminación, la obra tendrá un impacto ambiental fuerte en la destrucción de una área verde porque las urbanizaciones se han comido toda la vegetación”, resaltó.

El director de SGAB mencionó que “nadie está en contra de la construcción de El Batán”, sólo que se deberían buscar un una instalación donde ésta cause más beneficios que problemas, como el área que se planificó en la zona de K’ara K’ara.

OPINIONES SOBRE EL CLUB HÍPICO

Montaño, ministro de Deportes

Esos terrenos no han tenido una utilidad, han beneficiado a unos cuantos, a unas instituciones que dicen ser sin fines de lucro. Si vemos el Club Real Cochabamba es una institución que lucra con el deporte. Queremos que estos terrenos se socialicen para el país y Cochabamba para que la ciudad gane con la construcción del nuevo estadio. Es la oportunidad que tenemos de recibir tantos países vecinos durante los Juegos Odesur 2018.

Jhonny Ledezma, as. Gobernación

Los trámites están encomendados al Ministerio de Obras Públicas en La Paz. Sin embargo, lo que le corresponde a los propietarios es demostrar sus papeles. Es decir, el registro de Fundempresa o la resolución que los reconoce como Organización Sin Fines de Lucro. De todos modos, el alcalde Armando Vargas presentó una denuncia al Ministerio de Transparencia, pues no sería una organización sin fines de lucro. Lo que implicaría evasión de impuestos.



Administración de El Batán

El ministro de Deportes, Tito Montaño, anunció ayer que según el Decreto Supremo 2158, El Batán y otras infraestructuras deportivas construidas con recursos del Gobierno central para los Juegos Deportivos Sudamericanos Odesur 2018 serán administradas por el Ministerio de Deportes.

“Queremos garantizar no sólo la utilidad, sino también el funcionamiento y el mantenimiento que hoy por hoy es un gran problema en todos los escenarios del país”, resaltó la autoridad.

El director de Servicio Departamental de Deportes (Sedede), Ronald Calisaya, explicó que si bien la construcción de El Batán es un “proyecto concurrente” que lo realizan la Gobernación y la Alcaldía de Cochabamba; el Gobierno nacional está aportando con la mayor cantidad de recursos económicos a través del Ministerio de Obras Públicas.

“El Gobierno nacional aportará 70 por ciento, 20 por ciento el gobierno departamental y 10 por ciento la Alcaldía”, agregó.

Luego, señaló que el nuevo coliseo polifuncional de Quillacollo ya está bajo la administración del Ministerio, porque el municipio no cuenta con el presupuesto para hacer el mantenimiento.



Capriles sin ampliación

El director del Servicio Departamental de Deportes (Sedede), Ronald Calisaya, señaló ayer que el estadio Félix Capriles cuenta con un estudio técnico de 2011 que inhabilita la ampliación de las tribunas general y preferencia, porque están asentadas en un suelo húmedo. “Cuando asumí la Dirección (del Sedede) encontramos un informe en archivos realizado en octubre de 2011. El 2012 ya teníamos conocimiento de que la anterior gestión había hecho un estudio en el tema de implementación de unas plantas elevadas hacia arriba de las tribunas: general y preferencia, pero no iba a dar por el terreno, porque es totalmente húmedo y no daba para un ampliación”, explicó.

Ante la exigencia de la Organización Deportiva Sudamericana (Odesur) y de las federaciones internacionales de contar con un escenario exclusivo para cada disciplina deportiva, se decidió construir un nuevo estadio en el Club Hípico. Calisaya mencionó que en el Capriles no se disputará ninguna competencia y que atletismo se desarrollará en el Complejo Petrolero.

“Se harán refacciones en el Capriles para que quede bonito para los entrenamientos de los atletas”, agregó.

Hoy se desarrollan actos por Hora del Planeta

Desde horas 20.30 hasta 21.30 de hoy las luces se apagarán en 7.000 ciudades del mundo, con el propósito de generar conciencia sobre el cambio climático. El secretario de Planificación del Desarrollo de municipio de La Paz, Mario Mendoza, informó que en la urbe paceña si bien no se realizarán actividades, como en anteriores años en El Prado paceño, debido al Auto de Buen Gobierno, se apagarán las luces del frontis de Palacio Consistorial, de los Puentes Trillizos, entre otros.

Millones de personas en el mundo hoy apagarán las luces por una hora, como símbolo de respeto al planeta; sin embargo, los expertos ambientalistas y voluntarios señalan que aquella acción debe ser practicada todos los días mediante el uso racional de energía eléctrica.

En Bolivia la hora local para sumarnos a la Hora del Planeta será desde 20.30 hasta 21.30 de la noche. El propósito es darle un respiro al planeta y generar consciencia, sobre el cambio climático.

Diferentes instituciones, familias y personas realizarán esta noche diferentes acciones, para ser parte de aquella actividad.

Según el portal web de la Hora del Planeta, esta actividad es la “celebración más grande del mundo para nuestro planeta. Durante la Hora del Planeta, cientos de millones de personas en todo el mundo apagan sus luces durante una hora, para mostrar su compromiso con algo que todos tenemos en común: el planeta”.

En Bolivia, la institución que impulsa el evento en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Oruro, Potosí y Trinidad es la fundación Canaru.

El Gobierno Municipal de La Paz y Canaru, al igual muchas instituciones, se sumarán hoy a la Hora del Planeta. En la urbe paceña los lugares emblemáticos, como las plazas o frontis de iglesias, Puentes Trillizos y otros tendrán las luces apagadas, según el secretario de Planificación del Desarrollo de municipio de La Paz, Mario Mendoza Lujan.

Nicol Valdivia, coordinadora del voluntariado municipal, aclaró que a diferencia de otros años y por la coyuntura electoral no se realizarán actos conjuntos, esto debido al Auto de Buen Gobierno.

DATOS

- Durante la Hora del Planeta las familias podrán reunirse para hablar sobre la importancia de proteger el planeta y de los peligros y consecuencias del cambio climático.

- Buscar latas, botellas, papeles, contenedores y utensilios de plástico que no reciclas. Haz una lista de los no reciclables, como bolsas de plástico y busca formas para reducir su consumo o reutilizarlos, por ejemplo utilízalas para tirar la basura o hacer nuevas compras.

LA CONSERVACIÓN APELA AL COMPROMISO DE LAS POBLACIONES

Las áreas protegidas deben concentrar una mayor atención del Estado.

Las acciones que se llevan adelante en favor de la conservación del medio ambiente, la fauna y, en general, la naturaleza, han hallado en las poblaciones rurales e indígenas, a un importante aliado para la protección de las áreas vulnerables, por lo cual, las instituciones que trabajan en el tema, invierten en proyectos que fortalezcan esta nueva alianza.

Eduardo Forno, presidente de Conservación Internacional (CI), se refirió a esta nueva mirada y sobre las inversiones económicas que aún hacen falta.

Aún falta camino por recorrer. Forno señaló que el trabajo sobre medio ambiente, en Bolivia, se realiza desde hace mucho, pero aún resta mucho por hacer, "tanto por parte del Estado, la sociedad civil, el público y el Gobierno. Ahora las empresas están empezando a apoyar y eso es muy bueno".

Comentó que su organización trabaja actualmente con pueblos indígenas en el norte de La Paz y en Pando, y con comunidades campesinas, bajo el enfoque del desarrollo sostenible.

"Para esto estamos trabajando con el pueblo Tacana, con la provisión de un apoyo técnico, junto al Gobierno, en el desarrollo de iniciativas empresariales pequeñas, pero muy valiosas para ellos, de producción de asaí, en ecoturismo, producción de majo, pesquería, agricultura más sostenible, porque pensamos que lo más sostenible es ver ese vínculo entre la naturaleza y la gente, que la naturaleza no sólo se preserva, sino provee agua, frutos, fibras, madera...".

Mucho por invertir. En realción a las inversiones que se realizan en torno a la conservación de la naturaleza, Forno señaló que "siempre se necesitan más recursos y en eso no hay discusión. Hay mucho que se puede hacer, se necesita más inversión del Estado, de las empresas privadas".

Dijo que las organizaciones no gubernamentales han aumentado sus inversiones en este campo, sin embargo, aún los recursos no son suficientes y resta realizar un gran esfuerzo para trabajar efectivmente por la protección de los recursos naturales, a partir de proyectos que logren reducir o detener los efectos del cambio climático.

Puntualizó que este trabajo se requiere con urgencia en las áreas protegidas del país, con el fin de garantizar su conservación.

"Definitivamente, hacer un esfuerzo mayor y seguir pensando en las áreas protegidas, creo que tenemos que hacer más esfuerzos". duardo Forno - DIRECTOR DE CI

viernes, 27 de marzo de 2015

Falta de normativa vulnera Ley del Medio Ambiente: AJ destripa máquinas y ahora no sabe su disposición final

El director ejecutivo de la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (AJ), Mario Cazón, informó ayer que esa entidad estatal alista una norma que permita la exportación de chatarra tóxica extraída de las máquinas de juego decomisadas. Cazón antes de ordenar el desmantelamiento de centenares de máquinas tragamonedas acumuladas y decomisadas en los últimos años, aseguró que en ese trabajo la entidad había tomado las seguridades del caso a fin de no infringir la Ley 1333 del Medio Ambiente. Estas declaraciones las efectuó en un informe de rendición de cuentas que ofreció en un céntrico hotel de la ciudad.

BOTADERO

“Tenemos chatarra de más de 1.300 máquinas que han ido al botadero, y lo que es tóxico como pantallas, placas, computadoras, etc., por tema del medioambiente está en contenedores y hoy estamos trabajando en una norma para venderlo a quienes quieran para que lo exporten”, manifestó Cazón.

El funcionario argumentó que se trabaja en la normativa debido a que en el país no existen fábricas dedicadas a procesar e industrializar estos desechos.

Cazón señaló que la norma está muy avanzada y siendo revisada, pero no entregó mayores detalles sobre su contenido. “La estamos puliendo porque tampoco hay empresas en el país que se dedican a esta actividad”, remarcó.

DECOMISOS

El funcionario señaló que de enero a la fecha la AJ intervino más de 100 salas de juego ilegales en todo el país y decomisó unas 250 máquinas en los departamentos de Chuquisaca, Potosí, Santa Cruz y Tarija. “Donde están las máquinas estamos decomisando”, apuntó.

Indicó que de 2011 a la fecha 11.500 máquinas de juego fueron decomisadas, de las cuales se destruyeron 1.300 en la gestión pasada y se tiene estimado destruir este año otras 8.500.

Cazón informó que la AJ lleva adelante más de 100 procesos judiciales, por el decomiso de máquinas, que rebasa la suma de Bs 50 millones en sanciones. “El año pasado cobramos más de 6 millones de bolivianos en tema de cobros por sanciones, y no solo a la actividad de juego de azar, sino a promociones empresariales”, manifestó.

El director de la AJ precisó que en el país sólo hay dos casas de juego legales: “Una funciona en Santa Cruz y la otra en La Paz que aún está el inmueble en construcción”.