miércoles, 12 de mayo de 2021

Laboratorios Bagó de Bolivia S.A. y el GAMLP unen fuerzas por el Bioparque Vesty Pakos

El convenio busca generar un trabajo conjunto para ayudar al bioparque y potenciar la difusión de campañas de sensibilización sobre las diversas amenazas que afronta la fauna silvestre boliviana. 

--------------------------------------------------------------------------------------------

(La Paz, mayo 2021). Laboratorios Bagó de Bolivia S.A. firmó en abril del presente año,  un Convenio de Cooperación Interinstitucional con el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) en favor del “Bioparque Municipal Vesty Pakos” (BMVP), ubicado en el Macrodistrito Mallasa de la ciudad de La Paz. 

Se trata del primer convenio firmado con una empresa privada en beneficio del Bioparque, y tiene como objetivo central potenciar el Programa de Manejo y Conservación de Anfibios. Así también, se pretende realizar un trabajo conjunto generando material de difusión para sensibilizar a la población acerca del tráfico ilegal y otras amenazas constantes que afronta la fauna silvestre en nuestro país.

“Frente a la gran crisis ambiental que se vive en el planeta y a la disminución masiva de áreas naturales en nuestro territorio, los animales silvestres cuentan con menos espacios naturales para sobrevivir. Por tanto, el Vesty Pakos se ha constituido en una isla verde dentro la urbe paceña, donde se resguarda la biodiversidad tanto de la flora como de la fauna nativa del valle de La Paz”, explicó Grace Ledezma, Directora del Bioparque.

Por su parte, María Reneé Centellas Guevara, Gerente General de Laboratorios Bagó de Bolivia S.A., recordó que este apoyo corresponde a los valores de sostenibilidad de la empresa farmacéutica, que siempre ha demostrado su compromiso con el medio ambiente y con la población boliviana: “Procuramos estar atentos para la identificación y posterior respaldo de proyectos urbanos que produzcan beneficios de gran impacto en nuestro país”, explicó la ejecutiva.

El acercamiento inicial entre el Bioparque Municipal y Laboratorios Bagó se dio en septiembre de 2020, cuando llegó al Bioparque una cachorra de puma llamada "Nuna". El laboratorio brindó apoyo desde su rescate en una comunidad del Departamento de Cochabamba donde la mantenían atada a un árbol, cubriendo sus necesidades y monitoreando su estado.

“Fue así que nos interiorizamos sobre el trabajo que realiza el Bioparque en la rehabilitación de la fauna silvestre; sus experiencias de reinserción de animales; o sus programas de educación, sensibilización, investigación y conservación de especies amenazadas. Todas las acciones nos motivaron a unirnos a la causa y sumar nuestros esfuerzos en diversos proyectos en beneficio del bienestar animal”, concluyó la Gerente.

En términos de los resultados esperados, a mediados de este año el BMVP  contará con un área de exhibición educativa sobre la Rana Gigante del Titicaca para coadyuvar con su conservación. Así mismo, se habilitará un área interactiva en la que el público tendrá la oportunidad de sentirse inmerso dentro del hábitat natural de esta especie.

El lugar


El Bioparque Municipal Vesty Pakos se ha posicionado a nivel nacional y regional como un referente en el bienestar animal, rehabilitación, reinserción y conservación ex situ. Este espacio ecológico ofrece un lugar de paso, descanso y alimentación para varias especies de aves migratorias como garzas, patos nativos y playeros, y se presenta como un refugio natural para especies de anfibios (ranas y sapos), reptiles (lagartijas, culebras) y mamíferos (murciélagos, zorros, vizcachas y hurones) que han perdido su hábitat dentro del valle por la expansión demográfica, urbanización y contaminación de La Paz. 



martes, 27 de abril de 2021

Video 27 de Abril de 2021, Basura en la Zona Sopocachi en La Paz

Video 27 de abril de 2021: La ciudad de La Paz continua con mucha basura en sus calles

domingo, 25 de abril de 2021

viernes, 23 de abril de 2021

jueves, 22 de abril de 2021

Video Conocemos mas de Alexis Dessard el frances que limpia Bolivia

miércoles, 21 de abril de 2021

Día de la Tierra 2021: Coca-Cola Bolivia reafirma su compromiso y trabajo en el cuidado del Planeta

 Coca-Cola Bolivia reafirma su compromiso con el cuidado del agua, la seguridad hídrica de las comunidades, y su trabajo para alcanzar Un Mundo Sin Residuos. Repasamos los proyectos y alianzas que le permiten a Coca-Cola Bolivia hacer del cuidado del planeta un orgullo y una responsabilidad.

El cuidado del Planeta está en el ADN de la Compañía Coca-Cola en todos los países donde opera. En Bolivia, este compromiso se materializa a través de acciones concretas que incluyen un amplio abanico de proyectos: desde los vinculados al cuidado del agua y la seguridad hídrica, hasta iniciativas en pro del reciclaje. En ese camino, las alianzas con Gobiernos, organizaciones sociales y otras empresas han sido la pieza fundamental para el éxito. 

En el marco del Día de la Tierra repasamos estos proyectos:

Juntos por el agua

A nivel global, la Compañía Coca-Cola se propuso hace ya varios años devolver a la naturaleza cada gota de agua que utiliza en sus bebidas y procesos productivos. En Bolivia, esa meta se cumple desde 2019. Ese desafió se ha hecho realidad gracias a una política sostenida de cuidado, reducción de consumo y tratamiento de agua en las plantas embotelladoras, y a proyectos de cuidado y protección de cuencas junto a socios locales.

En ese sentido, Coca-Cola Bolivia participó durante tres años (2017 -2019) del proyecto “Cosecha Azul” junto a las ONGs Catholic Relief Services (CRS) y la Fundación AGRECOL Andes, una iniciativa enfocada en la protección de fuentes de agua de Cochabamba a través de acciones para la restauración en cuencas y la gestión integral de recursos hídricos. En ese tiempo se logró reponer 120 millones de litros de agua mediante la protección de 300 hectáreas de suelo y se optimizó la producción agropecuaria de 100 productores de las localidades rurales.  

En la actualidad, Coca-Cola Bolivia participa del proyecto Reposición de la huella Hídrica en seis municipios de Santa Cruz, desde 2017, y cuatro de La Paz, desde 2019, junto a Fundación Natura, una de sus grandes aliadas locales.  El proyecto en Santa Cruz de la Sierra se centra en la protección del Río Piraí y el Río Grande, que son los más importantes de Bolivia en cuanto a consumo humano: los acuíferos de esas zonas suministran agua potable a cerca de tres millones de habitantes de la ciudad y agua de riego para la producción agrícola en todo el departamento. Mientras que, en los cuatro municipios del trópico paceño, a un año de comenzar con la iniciativa, se ha logrado conservar 2.650 hectáreas de bosque. Además  se han desarrollado proyectos de mejora en el acceso al agua de varias comunidades.

El proyecto de Reposición de la Huella Hídrica propone un modelo colaborativo con productores locales para proteger los bosques y, así, preservar las fuentes de agua dulce. Los propietarios de las tierras -que viven en la parte alta de la cuenca- reciben incentivos para su producción y se comprometen a preservar el bosque nativo en sus predios. En cinco años de trabajo, bajo el sistema de  Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), se ha logrado conservar 28.000 hectáreas de bosque, lo que permitió la infiltración subterránea de 1.978.000 metros cúbicos de agua y beneficiar 481 familias.

Juntos por el reciclaje

Hace una década, Coca-Cola Bolivia dio un gran paso hacia la economía circular: incorporó por primera vez resina reciclada en la fabricación de sus botellas de PET. Y en marzo de 2020, marcó otro importante hito: las botellas de PET de la marca Vital se empezaron a fabricar con un 100% de resina reciclada. 

Ambas acciones significan grandes pasos en el camino hacia el objetivo global de la Compañía de vivir en Un Mundo sin Residuos, una iniciativa que trabaja para recuperar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para el 2030. 

Con ese objetivo global en mente, Coca-Cola Bolivia ha fortalecido sus alianzas con diversos sectores para promover el reciclaje a través de instancias como concursos de reciclaje en colegios y capacitaciones de niños, jóvenes y recolectores de base en diferentes ciudades del país. En ese sentido, desde noviembre de 2020 se lleva adelante el proyecto ReCREA, financiado por la Fundación Coca-Cola Atlanta, cuyo objetivo es capacitar este 2021 de forma virtual a niños, jóvenes, adultos y recolectores de base. La meta es capacitar a 4.000 personas entre niños, jóvenes, adultos y 1.000 recolectores de base de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. En diciembre se llevó adelante el primer taller para niños y en febrero el taller para los jóvenes, en ambos talleres se capacitó sobre las 4R y cómo se puede aplicar esto en las casas. 

Otro de los grandes aportes de Coca-Cola Bolivia al compromiso por Un Mundo sin Residuos tiene que ver con la instalación de una larga red de contenedores de reciclaje de la marca Vital. Los 500 contenedores, que buscan darle una nueva oportunidad a las botellas de PET, se han distribuido en siete departamentos, tanto en ciudades como en provincias, con el apoyo de alianzas estratégicas con gobiernos municipales y organizaciones como HELVETAS Swiss Intercooperation-Bolivia.

Y si de envases de vidrio se trata, Coca-Cola Bolivia también está comprometida con su reaprovechamiento. Y es que uno de sus embotelladores, Embol, firmó recientemente un contrato de intención de compra con la Empresa Pública Productiva de Envases de Vidrio de Bolivia (Envibol), para la adquisición de botellas de vidrio. Envibol reanudó sus actividades a principios de abril y a partir de la firma del contrato, Embol será uno de sus principales clientes con la compra de envases de vidrio. 

Así, Coca-Cola Bolivia se suma a las acciones globales para cuidar el agua y promover la protección del medio ambiente. “Seguiremos luchando por Un Mundo sin Residuos, con más acciones enfocadas a recuperar todas las botellas plásticas del país, promover el uso consciente de botellas PET y la importancia de su debido reciclaje, pero también seguiremos protegiendo el recurso más importante para todos nosotros, el agua”, reflexiona Claudia Fernández, Directora de la Fundación Coca-Cola Bolivia, y agrega: “Desde Coca-Cola Bolivia continuaremos trabajando con instituciones públicas, privadas y con nuestras comunidades para lograr el objetivo en común que tenemos todos: proteger nuestro planeta”.



domingo, 18 de abril de 2021

martes, 6 de abril de 2021

lunes, 8 de febrero de 2021

martes, 2 de febrero de 2021

Empresas y voluntarios suman esfuerzos para construir la primera aula ecológica de Bolivia

 Gracias a esta iniciativa se acopiaron 3.500 ladrillos ecológicos y una empresa aportó el 50% de los recursos necesarios para la edificación. 

Se requiere más apoyo para completar la innovadora infraestructura.

La Unidad Educativa Willacota del municipio paceño de Achocalla tendrá la primera aula ecológica del país gracias al esfuerzo de empresas y decenas de voluntarios que apoyaron la iniciativa de Extend Verde, una entidad privada que promueve la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en temas ambientales. 

Para este propósito se están acopiando ladrillos ecológicos, que en realidad son botellas de plástico rellenas de residuos sólidos, tales como colillas de cigarro y envoltorios de plástico y aluminio bien compactados. 

La cantidad que se requiere para construir el aula ecológica es 3500 eco-ladrillos, apuntó Carolina Vaca Guzmán Siles, directora de Extend Verde, quien animó a otras empresas a sumar su apoyo en favor de este proyecto medioambiental.

De hecho, la compañía de alimentos La Suprema ya hizo un aporte en efectivo para financiar la mitad de la construcción del aula que, además de los ladrillos ecológicos, requiere de otros insumos y materiales convencionales. “Esta empresa financiará la mitad del proyecto”, subrayó Vaca Guzmán Siles. 

El proyecto beneficiará a muchos estudiantes de Achocalla, un municipio ubicado a 23 kilómetros del centro histórico de La Paz.

La ejecutiva explicó que se trata de un plan piloto orientado a despertar la conciencia ambiental y a inculcar un cambio de hábitos que favorezcan la “reutilización” de los envases plásticos, que demoran unos 500 años en degradarse. 

“Lo ideal sería que dejemos de usar envases plásticos, pero al menos debemos reutilizarlos”, remarcó la ejecutiva de la compañía que orienta su trabajo a generar acciones concretas de RSE con un enfoque de conciencia ambiental.

Anteriormente, empresas cómo la financiera Crecer, adoptaron como política interna la reutilización de las botellas de plástico para la fabricación de ladrillos ecológicos. “Ellos aportaron unos 500 eco-ladrillos en los últimos meses”. 

“Este proyecto es muy completo porque, además de enfocarnos en temas de educación y medio ambiente, es un proyecto integrador con enfoque social, ya que se cuenta con el apoyo de la comunidad vecina a la escuela en la que se construirá el aula y de estudiantes voluntarios”, añadió la ejecutiva de Extend Verde.

Sobre la base de estos pilares, la Universidad Privada Boliviana (UPB) apoyó la iniciativa de reutilización para favorecer a la Unidad Educativa Willacota, que está cerca de su campus en La Paz. Varios estudiantes de la UPB se sumaron al proyecto que también demanda de la participación ciudadana. 

Una guía para su elaboración se halla en el siguiente perfil de Facebook: https://www.facebook.com/ExtendVerde

La Paz genera 500 toneladas de basura cada día y cerca del 60% de esos residuos son plásticos. De ese total solo se recicla el 4%, un porcentaje que crece con mucha lentitud y que muestra la necesidad de un cambio de hábitos que favorezca la reutilización de residuos.

El proyecto

La elaboración de ladrillos ecológicos data de hace 10 años en países de Centroamérica y la experiencia en Bolivia comenzó a tomar cuerpo durante los primeros meses de 2019. 

Extend Verde divulgó, desde entonces, videos desde sus cuentas en redes sociales para explicar la forma de compactar los residuos en el interior de las botellas PET para que el resultado sean  ladrillos ecológicos y resistentes. 

“Nos llegaba uno a la semana; dos máximo. Después del desastre del vertedero de Alpacoma (enero de 2019) la gente comenzó a concientizarse un poco más y llegaron más ecoladrillos y de ahí partió la idea del aula de Achocalla”, afirmó Vaca Guzmán Siles.

Pero durante el periodo de la cuarentena rígida, a mediados de 2020, la donación de ladrillos ecológicos se multiplicó con cifras que llegaron a las 400 unidades por mes. 

Vaca Guzmán Siles consideró que muchos ciudadanos tomaron mayor conciencia ambiental cuando, al estar sin la posibilidad de salir de sus hogares, se enfrentaron a una elevada cantidad de residuos, entre ellos envases “desechables” de comida. 

“En este momento existe una motivación en todo el país”, aseguró la Directora de Extend Verde, tras destacar la respuesta de muchos ciudadanos en favor del medio ambiente. “Hay que seguir reutilizando, no se puede dejar de lado esta actividad pues se tratar de provocar un cambio de hábito en la población y eso toma tiempo”, remarcó. 



jueves, 28 de enero de 2021

miércoles, 27 de enero de 2021

domingo, 24 de enero de 2021

lunes, 18 de enero de 2021

domingo, 10 de enero de 2021

miércoles, 6 de enero de 2021