lunes, 8 de febrero de 2021

martes, 2 de febrero de 2021

Empresas y voluntarios suman esfuerzos para construir la primera aula ecológica de Bolivia

 Gracias a esta iniciativa se acopiaron 3.500 ladrillos ecológicos y una empresa aportó el 50% de los recursos necesarios para la edificación. 

Se requiere más apoyo para completar la innovadora infraestructura.

La Unidad Educativa Willacota del municipio paceño de Achocalla tendrá la primera aula ecológica del país gracias al esfuerzo de empresas y decenas de voluntarios que apoyaron la iniciativa de Extend Verde, una entidad privada que promueve la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en temas ambientales. 

Para este propósito se están acopiando ladrillos ecológicos, que en realidad son botellas de plástico rellenas de residuos sólidos, tales como colillas de cigarro y envoltorios de plástico y aluminio bien compactados. 

La cantidad que se requiere para construir el aula ecológica es 3500 eco-ladrillos, apuntó Carolina Vaca Guzmán Siles, directora de Extend Verde, quien animó a otras empresas a sumar su apoyo en favor de este proyecto medioambiental.

De hecho, la compañía de alimentos La Suprema ya hizo un aporte en efectivo para financiar la mitad de la construcción del aula que, además de los ladrillos ecológicos, requiere de otros insumos y materiales convencionales. “Esta empresa financiará la mitad del proyecto”, subrayó Vaca Guzmán Siles. 

El proyecto beneficiará a muchos estudiantes de Achocalla, un municipio ubicado a 23 kilómetros del centro histórico de La Paz.

La ejecutiva explicó que se trata de un plan piloto orientado a despertar la conciencia ambiental y a inculcar un cambio de hábitos que favorezcan la “reutilización” de los envases plásticos, que demoran unos 500 años en degradarse. 

“Lo ideal sería que dejemos de usar envases plásticos, pero al menos debemos reutilizarlos”, remarcó la ejecutiva de la compañía que orienta su trabajo a generar acciones concretas de RSE con un enfoque de conciencia ambiental.

Anteriormente, empresas cómo la financiera Crecer, adoptaron como política interna la reutilización de las botellas de plástico para la fabricación de ladrillos ecológicos. “Ellos aportaron unos 500 eco-ladrillos en los últimos meses”. 

“Este proyecto es muy completo porque, además de enfocarnos en temas de educación y medio ambiente, es un proyecto integrador con enfoque social, ya que se cuenta con el apoyo de la comunidad vecina a la escuela en la que se construirá el aula y de estudiantes voluntarios”, añadió la ejecutiva de Extend Verde.

Sobre la base de estos pilares, la Universidad Privada Boliviana (UPB) apoyó la iniciativa de reutilización para favorecer a la Unidad Educativa Willacota, que está cerca de su campus en La Paz. Varios estudiantes de la UPB se sumaron al proyecto que también demanda de la participación ciudadana. 

Una guía para su elaboración se halla en el siguiente perfil de Facebook: https://www.facebook.com/ExtendVerde

La Paz genera 500 toneladas de basura cada día y cerca del 60% de esos residuos son plásticos. De ese total solo se recicla el 4%, un porcentaje que crece con mucha lentitud y que muestra la necesidad de un cambio de hábitos que favorezca la reutilización de residuos.

El proyecto

La elaboración de ladrillos ecológicos data de hace 10 años en países de Centroamérica y la experiencia en Bolivia comenzó a tomar cuerpo durante los primeros meses de 2019. 

Extend Verde divulgó, desde entonces, videos desde sus cuentas en redes sociales para explicar la forma de compactar los residuos en el interior de las botellas PET para que el resultado sean  ladrillos ecológicos y resistentes. 

“Nos llegaba uno a la semana; dos máximo. Después del desastre del vertedero de Alpacoma (enero de 2019) la gente comenzó a concientizarse un poco más y llegaron más ecoladrillos y de ahí partió la idea del aula de Achocalla”, afirmó Vaca Guzmán Siles.

Pero durante el periodo de la cuarentena rígida, a mediados de 2020, la donación de ladrillos ecológicos se multiplicó con cifras que llegaron a las 400 unidades por mes. 

Vaca Guzmán Siles consideró que muchos ciudadanos tomaron mayor conciencia ambiental cuando, al estar sin la posibilidad de salir de sus hogares, se enfrentaron a una elevada cantidad de residuos, entre ellos envases “desechables” de comida. 

“En este momento existe una motivación en todo el país”, aseguró la Directora de Extend Verde, tras destacar la respuesta de muchos ciudadanos en favor del medio ambiente. “Hay que seguir reutilizando, no se puede dejar de lado esta actividad pues se tratar de provocar un cambio de hábito en la población y eso toma tiempo”, remarcó. 



jueves, 28 de enero de 2021

miércoles, 27 de enero de 2021

domingo, 24 de enero de 2021