martes, 7 de diciembre de 2021

La Gobernación busca implementar el aula ecológica de Extend Verde en provincias

 La división medioambiental de Extend Comunicaciones inauguró hace unas semanas la primera aula construida en el país con ladrillos y materiales ecológicos. Ante el impacto generado por esta creativa e innovadora iniciativa, la Gobernación Departamental busca que pueda ser replicada en los pueblos y las provincias de La Paz.

La Paz, Bolivia. La primera aula educativa construida con ecoladrillos y materiales ecológicos en el país por iniciativa de Extend Verde, ha tenido un gran impacto en medios de comunicación y en redes sociales, generando enorme interés en la Gobernación del Departamento de La Paz, que convocó a un grupo de delegados municipales para que vean la posibilidad de realizar proyectos similares en las provincias y poblados más alejados.

En la reunión con las autoridades municipales, la directora de Extend Verde, Carolina Vaca Guzmán, pudo mostrar la técnica y los materiales ecológicos empleados en la construcción ante un centenar de autoridades y representantes, que pudieron apreciar de cerca la calidad del acabado de la construcción y aclarar dudas acerca del proceso, desde el acopio de residuos hasta el número de ecoladrillos necesarios por metro cuadrado.

“Esperamos que en cada municipio exista interés. Hemos reunido a concejales, autoridades y personal técnico para llegar hasta Achocalla, donde se ha construida esta ecoaula. Por ahora nos faltan brazos, pero justamente estamos haciendo acuerdos con universidades o con los mismos municipios. De todas formas, primero tenemos que empezar con un proceso de sensibilización ambiental antes de poder ejecutarlo”, explicó el Ing. Jhonny Zapana Zarco, Director de la dirección de gestión de residuos sólidos del Gobierno Autónomo Departamental de La Paz.

Extend Verde apunta a que esta aula sirva de ejemplo a la hora de generar consciencia ecológica en la población, demostrando que hay otras formas de construcción y que la alternativa del eco-ladrillo es factible y conveniente, pues se basa en reutilizar los residuos que se generan en todas las poblaciones. En ese sentido, su implementación puede ser decisiva en provincia o en poblaciones en las que el recojo de basura es dificultoso y poco frecuente.

“El objetivo principal al hacer esta aula de ecoladrillos era mostrar a la población las alternativas ecológicas que existen para construir. Ahora, gracias a la Gobernación podemos replicar esta idea en las provincias. Esperemos que sea el comienzo de un cambio a largo plazo”, concluyó Carolina Vaca-Guzmán.

Ubicada en la zona paceña de Achocalla, esta pequeña edificación ahora se utiliza como salón de música. El proyecto se realizó mediante una serie de alianzas con instituciones, universidades y empresas, que Extend Verde fue implementando desde su fundación hace 5 años. Para reunir todo el material que hacía falta para la construcción, se habilitaron diversos puntos de acopio en la ciudad, que recibieron las donaciones de ecoladrillos durante casi un año. 

En la obra se llegaron a utilizar alrededor de 2.500 eco-bloques, aunque en total se logró juntar más de 6 mil unidades. Se ha donado el resto a distintas instituciones, entre ellas a una institución que  construirá casitas para los perros de la calle.

Gobernación busca implementar el aula ecológica de Extend Verde en provincias

Gobernación busca implementar el aula ecológica de Extend Verde en provincias

lunes, 6 de diciembre de 2021

Alcaldes latinoamericanos firman declaración para que la biodiversidad sea parte central de las ciudades

 En el evento Biodiverciudades, organizado por CAF y la Alcaldía de Barranquilla, los alcaldes de siete ciudades latinoamericanas firmaron una declaración para promover la integración, preservación y protección de la biodiversidad en las ciudades de América Latina y el Caribe.

América Latina y el Caribe es una de las regiones más biodiversas del planeta, y en los próximos años sus ciudades deberán integrar los recursos naturales en sus planes urbanos para enfrentar los desafíos del cambio climático, promover la productividad y la modernización de las infraestructuras.

Esta es una de las principales conclusiones del evento Biodiverciudades, organizado por CAF -banco de desarrollo de América Latina- y la Alcaldía de Barranquilla, en el que se firmó una declaración para promover la integración de la biodiversidad en las ciudades de la región. Las ciudades que suscribieron esta declaración fueron: Barranquilla (Colombia), Córdoba (Argentina), Lima (Perú), Luján (Argentina), Maldonado (Uruguay), Niterói (Brasil), Timbiquí (Colombia), Ushuaia (Argentina).

Sergio Díaz-Granados, presidente de CAF, dio inicio a la conversación describiendo el panorama del crecimiento urbano y la importancia de que la conservación ambiental sea el foco de las acciones de las ciudades: “América Latina y el Caribe es hoy la segunda región más urbanizada del mundo, después de Norteamérica. La tasa de urbanización era del 41% en 1950 y pasó al 80% en 2015. Al margen de esta megatendencia, la pobreza, el desempleo, los efectos del cambio climático y la contaminación ambiental son algunos de los problemas que se reflejan ya en nuestras ciudades y que imponen a los gobiernos locales una agenda cada vez más compleja en el camino del desarrollo”.

Díaz-Granados también indicó que sin las politicas adecuadas, estos efectos negativos se van a magnificar, por eso es fundamental establecer planes de crecimiento que prioricen la armonía entre la urbanización ordenada y el respeto por la biosiversidad. 

El ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sosteniblede Colombia, Carlos Correa, describió a las “biodiverciudades” como aquellas “que ponen en el centro de su desarrollo la biodiversidad, la naturaleza y la conexión con el ser humano. Se construye primero con la gente y luego, apartir de eso, se construye un modelo a largo plazo que siempre tenga en el centro el recurso natural: el agua, el aire, el árbol, el suelo. A partir de ahí se crea un nuevo modelo de vida y de negocio”. 

En este sentido, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, hizo un llamado para que las ciudades marquen el ritmo de la transformación que necesita el planeta, y aseguró que “nuestro objetivo principal debe ser la conservación del medio ambiente, de nuestras bellezas naturales, sin perder de vista esa carrera y ese entusiasmo que hay por reducir las emisiones de carbono. Es un llamado a la acción a través de nuestro ejemplo para que el resto del mundo se apene de no dar ese paso que sí estamos dando nosotros”.

El evento contó con tres conversatorios, en los que participaron alcaldes de diferentes ciudades de la región, en un ejercio de transferencia de conocimiento y reflexión sobre las medidas que los gobiernos locales pueden implementar hoy para generar una transformación en el futuro. 

Neila Yadira Anú, alcaldesa de Timbiquí (Cauca) fue una de las panelistas de estos espacios. La mandataria manifestó que en el municipio trabajan por potencializar su cadena productiva con base en la sostenibilidad. “Es así como hemos desarrollado apuestas importantes, como la planta de la transformación de coco, porque después de Tumaco, mi municipio es el mayor productor de esa fruta. De esta forma, buscamos que crecimiento de las potencialidades que tiene nuestro territorio puedan ir de la mano del crecimiento verde”, afirmó.

Tras la exposición de casos de éxito a nivel local en diferentes países de América Latina y el Caribe, que demuestran que el desarrollo basado en la sostenibilidad genera más empleo, prosperidad y equidad, los alcaldes presentes firmaron la declaración conjunta por las Biodiverciudades, que marca una hoja de ruta a través de la cual se integran el crecimiento económico y el respeto por el recurso más valioso de la región: la biodiversidad.

Alcaldes latinoamericanos firman declaración para que la biodiversidad sea parte central de las ciudades

Alcaldes latinoamericanos firman declaración para que la biodiversidad sea parte central de las ciudades


miércoles, 17 de noviembre de 2021

CAF protege 710.000 hectáreas de bosque tropical en Colombia, compensando sus emisiones de gases de efecto invernadero

 El proyecto protegerá 70 especies en peligro de extinción, evitará la emisión de 434.387 toneladas de CO2 cada año y proveerá sustento para 1.497 familias de 15 comunidades afrocolombianas. 

(Glasgow, 10 de noviembre de 2021). Con el propósito de ayudar a combatir el cambio climático y la preservación de la biodiversidad desde su compromiso institucional, contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y aportar a la transformación económica y social de América Latina y el Caribe, CAF -banco de desarrollo de América Latina-, en el marco de su agenda ambiental institucional, compensó sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) generadas en el año 2020, logrando así mantener su estatus de organización carbono neutral. Para ello, adquirió 2.677 unidades de carbono verificadas del Proyecto Bajo Calima – La Plata Bahía Málaga en la Costa Pacífica de Colombia.

Este proyecto espera reducir 14.961.575 de toneladas de CO2e durante un periodo de 30 años, atribuibles a la degradación y deforestación evitadas de bosques nativos en su área de alcance, promoviendo la regeneración 710.000 hectáreas de bosque tropical y la protección de 70 especies en peligro de extinción, a la vez que proveerá sustento a 1.497 familias de 15 comunidades afrocolombianas.

“El ejemplo comienza por casa. En CAF estamos comprometidos en proteger la biodiversidad y contribuir decididamente en la lucha contra el cambio climático. Nos complace sumar a Colombia en los proyectos que evitan la deforestación y la degradación de los bosques, complementándose con otras iniciativas que estamos apoyando en la Amazonía en Brasil y Perú. Nuestro propósito es ser el Banco Verde de América Latina y, con estas acciones, más el direccionamiento del 40% del financiamiento hacia iniciativas sostenibles en los próximo 5 años, seguiremos velando por la conservación del planeta y el bienestar de la gente”, aseguró Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del organismo multilateral.

Con esta acción de compensación CAF reitera su compromiso institucional con el desarrollo sostenible, incorporando en sus operaciones criterios de ecoeficiencia y sostenibilidad, y apostando por tercer año consecutivo a proyectos vinculados a la lucha contra la deforestación y la degradación de los bosques en América Latina, destacando su participación y coherente con el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, además de mantener su estatus de organismo carbono-neutral.

El anuncio de la compensación de la huella 2020 de CAF se presentó en el marco de la COP26 que se realiza en Glasgow, en la que la institución dio a conocer su Agenda Verde, instrumento rector de la acción ambiental y climática de la institución con los países de la región.



viernes, 12 de noviembre de 2021

Inundación y escasez de recursos hídricos son las amenazas climáticas comunes en La Paz y Tarija, según estudios de CAF

 Las investigaciones, ejecutadas por la entidad financiera y la AFD, establecen índices de vulnerabilidad en dos ciudades del país y proponen medidas de adaptación ante los efectos del cambio climático.

(Bolivia. 09 de noviembre de 2021).  En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, CAF -banco de desarrollo de América Latina-, realizó la presentación de índices de vulnerabilidad al cambio climático y planes de acción para varias ciudades de Latinoamérica, entre ellas La Paz y Tarija, como parte de la Facilidad de Inversión para América Latina (LAIF) de la Unión Europa, gestionada por la Agencia Francesa de Desarrollo - AFD y ejecutada por CAF, en el que se evidencia que las amenazas en común para ambas ciudades de Bolivia son las inundaciones y la escasez de recursos hídricos.

Los estudios también establecen como amenazas importantes ante el cambio climático a los deslizamientos y eventos extremos por altas temperaturas, particularmente para La Paz y, para Tarija en específico, a los incendios forestales, olas de calor y heladas.

Los índices también han sido desarrollados en ciudades de otros países latinoamericanos, formando parte de las iniciativas de CAF para apoyar a la resiliencia y la inclusión social, puesto que la entidad financiera entiende que el cambio climático está afectando la calidad de vida de las poblaciones urbanas.

Los trabajos realizados en La Paz y Tarija identificaron y priorizaron medidas de adaptación frente al cambio climático, a partir del análisis de la vulnerabilidad y de otros elementos que conforman el riesgo, y de la caracterización del clima futuro para distintos escenarios. Entre los resultados obtenidos se evidencia una elevada variabilidad de la precipitación y de la temperatura en ambas ciudades. 

A partir de los estudios, se clasifican las zonas según su grado de riesgo en una y otra ciudad. En La Paz, algunas zonas como Norte Plan Autopista y Norte Periférica fueron identificadas como de alto riesgo, caracterizado por una fuerte exposición y alta vulnerabilidad física y social. Otras se denominan zonas de exposición y de vulnerabilidad, como la parte sur de Cotahuma, desde el Mirador de Luis Siles hasta El Alto. Asimismo, los tres corredores de los ríos Choqueyapu, Irpavi, Achumani y Huaña  Jahuira son identificados como especialmente sensibles a deslizamientos. Además, la parte noreste de Cotahuma (Sopocachi, San Pedro, Tembladerani) y la parte sur de Max Paredes son consideradas zonas altamente expuestas ante todas las amenazas detectadas en esta urbe.

En Tarija, en cambio, se identificó como zona de muy alto riesgo a la suroeste y centro-oeste que abarca el distrito Lazareto y los distritos urbanos 7, 8, 9 y 10. Los distritos urbanos 6, 13 y 18 presentan un nivel de riesgo alto al cambio climático. El análisis de esta ciudad concluye que el porcentaje de la población que se encuentra en muy alto riesgo y riesgo alto asciende al 70% del número de habitantes censado en el municipio en 2012.  Respecto a los niveles de sensibilidad ante el cambio climático, son los distritos de San Mateo, Alto España, Junacas y San Agustín los que concentran un nivel de sensibilidad muy alto, en tanto que los distritos Lazareto, Tolomosa, Santa Ana y Yesera al igual que los distritos urbanos 18, 19 y 20 presentan nivel de sensibilidad alto. Asimismo, se determinó que los distritos urbanos 6, 7, 8, 9, 10 y 13, el distrito 18 y el distrito Lazareto, son los que se encuentran más expuestos a las amenazas climáticas identificadas.

El estudio realizado en La Paz prevé a futuro una drástica disminución de la disponibilidad per cápita de recursos hídricos en las cuencas que abastecen a la ciudad, y el incremento constante del riesgo de deslizamiento, particularmente en las laderas oeste. Así también, se pronostican notorios eventos extremos de altas temperaturas, principalmente en la parte noroeste de la ciudad.

El documento elaborado para Tarija estima un incremento gradual en el nivel de riesgo, con un aumento en la amenaza de escasez de recursos hídricos en las cuencas La Victoria, Erquiz y Tolomosa, que provisionan agua para el uso humano, el riego y la naturaleza. Además advierte que las fuentes de abastecimiento de agua para riego, como el embalse San Jacinto y el proyecto CENAVIT-Calamuchita, se verán fuertemente afectadas.

La amenaza de las inundaciones en la capital tarijeña hace prever condiciones de riesgo a nivel urbano y rural especialmente en los distritos Lazareto y Tolomosa. Con relación a las olas de calor, se alertan sobre probables prevalencias para el desarrollo de vectores transmisores de enfermedades como el dengue, además, de la disminución del confort climático natural para la población. Respecto a los incendios forestales, el estudio analiza la posibilidad del incremento del riesgo en los distritos Lazareto y Tolomosa, que coinciden parcialmente con la Reserva Biológica Cordillera de Sama y las principales fuentes de abastecimiento de agua de la ciudad y las comunidades aledañas. En cuanto a las heladas, advierte riesgo en las regiones de producción de alimentos en Tolomosa, San Mateo, Santa Ana y Yesera.

A partir del análisis, cada uno de los estudios presenta  un Plan de Adaptación al Cambio Climático, diseñado con base en los resultados del análisis de vulnerabilidad y que señala lineamientos de actuación y programas para reducir el riesgo ante las amenazas priorizadas. Para ambas ciudades los objetivos fueron delineados en los programas denominados "Adaptación basada en ecosistemas” y “Fortalecimiento de capacidades, información y gobernanza”.  

En particular para La Paz se delineó también el programa “Gestión integral del ciclo del agua”, y para Tarija, el programa “Desarrollo sostenible de la gestión de riesgos”.

Al interior del programa de “Adaptación basada en ecosistemas”, en el caso de La Paz existen tres subprogramas que serían recomendados a aplicar. El primero, “La Paz, Ciudad Verde de Altura”, basado en la reforestación de cabeceras de cuenca y zonas con riesgo de deslizamiento, y en la arborización urbana. El segundo, plantea un plan de “Conservación integral del patrimonio ecológico de Zongo” y el tercero, la “Conservación de los ecosistemas altoandinos frágiles”  través de un plan para la conservación y uso racional de los bofedales de la Cordillera Real. 

Dentro de similar programa para Tarija se trazaron tres subprogramas, el de “Integración río-ciudad y la creación de corredores fluviales urbanos”, que propone la definición de corredores fluviales, la restauración ribereña y la creación de espacios públicos; un segundo subprograma de “Conservación y recuperación de las fuentes de agua”, que recomienda la protección de bosques, praderas y humedales, la reforestación y revegetación, buenas prácticas de gestión agrícola y ganadera y la gestión del riesgo de incendios; y un tercer subprograma de “Áreas protegidas para conservar vida”, el cual propone crear una red municipal de áreas protegidas.

En el marco del programa de “Fortalecimiento de capacidades, información y gobernanza”, para La Paz se propone la creación de un “Centro de Resiliencia al Cambio Climático”, el cual estaría encargado de compilar información en tiempo real, activar un “sistema de monitoreo de las amenazas del cambio climático”, y producir documentación y material pedagógico de concientización para las escuelas e instituciones del municipio.

En el caso de Tarija, en este mismo programa se establecen dos subprogramas; el primero de “Integración de la adaptación al cambio climático en las políticas sectoriales”, que contempla la elaboración de documentos para la toma de decisiones, la realización de material pedagógico para escuelas y universidades, campañas de capacitación para diferentes sectores de la sociedad, y la elaboración y actualización de normativa con criterios de resiliencia y sostenibilidad. El segundo subprograma de “Alerta, prevención y control de los incendios forestales”, traza la elaboración de cartografía y manejo de plataformas de alerta temprana global, campañas de información y sensibilización sobre el riesgo de incendios forestales y capacitación y equipamiento de los grupos de respuesta.

Con relación al programa “Gestión integral del ciclo del agua” para La Paz, se recomienda realizar una actualización del plan maestro de drenaje pluvial, así como pruebas piloto para un drenaje urbano sostenible. Además, desarrollar una nueva cultura del agua en la ciudad que implique inversiones en tecnología de supervisión, control de recursos hídricos y un consumo responsable del agua.

En el programa “Desarrollo sostenible de gestión de riesgos” para Tarija, se plantea la ejecución del Plan Maestro de Drenaje Pluvial de la ciudad, con criterios de sostenibilidad y resiliencia, y la implementación de actuaciones piloto basadas en Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible. 

Asimismo, se establece el desarrollo de una Producción Agrícola Sostenible para reducir al mínimo la alteración del suelo, mejorar y conservar la cubierta orgánica, cultivar una mayor variedad de especies bien adaptadas y de alto rendimiento, nutrición de cultivos, gestión de plagas y gestión eficiente del agua.

Por último, señalar que estos análisis y propuestas de planes de adaptación se realizaron con la participación activa y el consenso con los actores clave de La Paz y Tarija, buscando con ello facilitar el entendimiento de la problemática y tender un puente entre el diagnóstico, las medidas de adaptación, las herramientas de planificación y las fuentes de financiación, para con ello promover acciones concretas para enfrentar los retos del cambio climático en el contexto urbano. 

Amenazas climatias en La Paz y Tarija

viernes, 22 de octubre de 2021

Extend Verde inaugura aula ecológica en Achocalla

 La división dedicada a la educación y comunicación medioambiental de Extend culminó el proyecto de construcción de la primera aula ecológica.

---------------------------------------------------------

La Paz, Bolivia. Este jueves 21 de octubre se inauguró la primera aula educativa construida con ecoladrillos y materiales ecológicos en el país. La edificación está situada en la Unidad Educativa Willcacota, en la zona de Achocalla,  al sur de la ciudad de La Paz, a la cual asisten 300 niños y niñas. Alrededor de 4 mil bloques ecológicos fueron necesarios para el proyecto, aunque se ha logrado recolectar más de 6 mil

La iniciativa, que lleva el nombre de “Construcción ecológica con ecoladrillos en Achocalla”, fue posible a través de una política de alianzas con instituciones, universidades y empresas para poder reunir el material necesario, se habilitaron diversos puntos de acopio en la ciudad, y se convocó un grupo de voluntarios para llevar a cabo el control de calidad de los eco-bloques. 

“Hemos hecho una importante campaña de concientización en toda Bolivia, con el objetivo central de que la población pueda incorporar este hábito en sus casas. En un principio, solo recibíamos 10 ecoladrillos al mes. Luego de la pandemia, hemos llegado a recibir 400 a la semana.”, afirmó durante el acto Carolina Vaca Guzmán, fundadora y directora de Extend Verde, división de Extend Comunicaciones, empresa que recientemente cumplió 25 años asesorando en temas de imagen y reputación a las más importantes empresas de diferentes rubros a nivel nacional.

En cuanto a financiamiento, el 50% de la donación estuvo a cargo de La Suprema. La empresa de alimentos ha demostrado un decidido y firme compromiso de sostenibilidad a lo largo de todo el proceso. 

“Este es un hito y una demostración de lo mucho que se puede hacer cuando las empresas aportan su granito de arena, y desde la Suprema, vamos a estar siempre apoyando estos proyectos, comprometidos con la sociedad y con el planeta”, sostuvo Marcos Calderón, hablando a nombre de La Suprema y de las otras empresas que hicieron posible la edificación de la obra.

También cabe destacar el apoyo de compañías como Hansa, La Cascada Synergy, Mamut, Tecnoclay,  Crecer IFD y la Universidad Privada Boliviana fueron cruciales para conseguir la donación de materiales ecológicos.

“Es un gran logro para Extend Verde, pero fue posible por el compromiso de todas las personas, el equipo de voluntarios y de instituciones como el Ejército de Bolivia, que nos brindaron su contribución para hacer realidad este sueño de edificar un aula ecológica”, mencionó la directora de Extend Verde quien, para finalizar, destacó que con iniciativa y creatividad se puede contribuir de una manera decisiva al cuidado del medio ambiente

Esta obra ha sido construida con 4.000 ecoladrillos, en los que se ha acumulado 4,53 toneladas de residuos sólidos no reciclables que pudieron haber terminado en el vertedero.  Todos los materiales empleados han sido ecológicos, tales como el adobe que se colocó alrededor de las estructuras de maderas rescatadas, los techos fabricados de material reciclado, maples de cartón, los pisos confeccionados en base a neumáticos reciclados y la pintura libre de tóxicos.

Desde luego, el aula no hubiera sido posible sin el apoyo del colegio y de los padres de familia, que ofrecieron un ´”apthapi” al finalizar el acto como muestra de aprecio por el esfuerzo realizado.

“Como Unidad Educativa de Wilcacota, queremos agradecer a la Licenciada (Vaca-Guzmán) y a todas las instituciones involucradas en la realización de este proyecto que tanto hemos esperado. Sigan con sus iniciativas, pues hay muchas otras escuelas que lo necesitan”, aseguró Nicolaza Cuela, directora de la Unidad Educativa Willcacota.




jueves, 30 de septiembre de 2021

jueves, 2 de septiembre de 2021

Un nuevo comienzo para Nuna, una joven puma rescatada

En octubre de 2020, se realizó la entrega de la joven felina al Bioparque Municipal Vesty Pakos, ubicado en la zona de Mallasa, La Paz. Laboratorios Bagó de Bolivia S.A. brindó su apoyo en el traslado, inserción y controles médicos especializados para preservar la supervivencia y desarrollo óptimo de la puma.  

(La Paz, septiembre 2021). En septiembre de 2020, llegó al Bioparque Municipal Vesty Pakos (BMVP) una cachorra de puma llamada "Nuna", generando un primer acercamiento entre el bioparque y Laboratorios Bagó de Bolivia S.A. La empresa farmacéutica ofreció su apoyo desde el rescate del animal hasta la fecha, rescate llevado a cabo en septiembre de 2020 en la localidad de Santa Fe (Municipio Puerto Villarroel, Departamento de Cochabamba). 

El 01 de octubre, Nuna fue derivada al BMVP, donde fue recibida por el personal técnico y operativo del área de Conservación y Manejo de Fauna Silvestre (CMFS) del BMVP. Su primera evaluación en el lugar demostró que se encontraba deshidratada y desnutrida, tenía el pelaje opaco y erizado, y presentaba distención abdominal. Dos meses después, se tomó la decisión de trasladar a Nuna al área de cuarentena grande en el hospital veterinario, cuando se hizo evidente que requería una ambientación apropiada para un felino de su tamaño. Afortunadamente, esta acción se realizó con éxito y se mantuvo a la cachorra en este espacio durante los siguientes meses.

Una nueva mudanza se llevó a cabo el pasado 9 de junio. Así, Nuna inició su integración al nuevo hábitat de exhibición, denominado Pumasani, un área de casi una hectárea, ocupada por un puma macho de casi 13 años llamado Huayna. Para ello fue necesario efectuar ajustes previos en el área de interacción para que la felina cuente con una madriguera adecuada y las medidas de seguridad requeridas. Por otra parte, gracias al apoyo de Laboratorios Bagó de Bolivia S.A., se le realizaron análisis periódicos  para un adecuado seguimiento a su salud.

“Como empresa comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, respaldamos proyectos urbanos que produzcan beneficios climáticos en nuestro país. La labor que lleva adelante el Bioparque Vesty Pakos en la rehabilitación de la fauna silvestre, sus experiencias de reinserción de animales o sus programas de educación y sensibilización, merecen nuestro compromiso y solidaridad. El caso de Nuna nos llena de satisfacción, porque pone en evidencia el impacto positivo que podemos lograr trabajando juntos”, concluyó María Reneé Centellas Guevara, Gerente General de Laboratorios Bagó de Bolivia S.A.

Nuna está saludable y se ha adaptado adecuadamente al ambiente de interacción, haciendo contacto desde los primeros días con Huayna, demostrando la buena aceptación y tolerancia por parte de ambos felinos. También cabe resaltar que sobrelleva la presencia de los visitantes en su nuevo ambiente. Hoy por hoy, el futuro de Nuna se muestra alentador: se continuará supervisando todos los aspectos de su bienestar, con la idea de preparar a la joven puma para su liberación al hábitat externo de Pumasani.


Acerca del Bioparque Vesty Pakos

El Bioparque Municipal Vesty Pakos se ha convertido en un referente de bienestar, rehabilitación y reinserción animal, tanto a nivel nacional como regional. Este ambiente ecológico además brinda un lugar de paso, descanso y alimentación para varias especies de aves migratorias como garzas, patos nativos y playeros. Asimismo, el área es un refugio natural para especies de anfibios (ranas y sapos), reptiles (lagartijas y culebras) y mamíferos (murciélagos, zorros, vizcachas y hurones) que han perdido su hábitat por la expansión demográfica, urbanización y contaminación de la Sede de Gobierno. 

Hace unos meses, Laboratorios Bagó de Bolivia firmó el Convenio de Cooperación Interinstitucional con el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz en favor del BMVP, 

convirtiéndose en la primera empresa del sector privado en apoyar programas de conservación como el Programa de Manejo y Conservación de Anfibios, además de acciones  que sensibilicen a la población acerca del tráfico ilegal y otras amenazas constantes que enfrenta la fauna silvestre en nuestro país.///