Ecologia, Medio Ambiente Bolivia

domingo, 7 de noviembre de 2010

Departamento de Tarija es muy vulnerable al cambio climático

Las temperaturas extremas registradas este año en el departamento de Tarija fueron superiores a otras regiones del país, por lo que está considerado como una zona muy vulnerable al efecto del cambio climático. El ejecutivo del movimiento impulsor Green Hearts Project, José Ríos, manifestó que en el presente año la provincia Gran Chaco experimentó nevada, un fenómeno nunca antes presente en su región, y que en el caso del Valle Central, hubo un récord de temperatura mínima con 10 centígrados bajo cero, causando mortandad de peces y otras especies de plantas y animales.
Además se tiene la sequía, erosión, granizada e incendios forestales que devastan la producción agropecuaria, silvicultura, apicultura y la viticultura.
En lo que corresponde a la viticultura, Ríos dijo que el cambio climático ira obligando paulatinamente a los productores de uva a buscar terrenos más altos para que no se pierda la calidad del vino de altura, toda vez que en el Valle Central las horas de frío se han reducido de 800 a 250.
Asimismo, lamentó que la pérdida de bosques que se cuantifica en miles de hectáreas. “Este tipo de problema causa la pérdida de la biodiversidad y migración de especies, que a su vez provoca otros daños en la salud, como la peste bubónica nunca antes conocida en estas regiones, que es causada por las pulgas de las ratas que tienden a migrar del bosque a zonas urbanas”, explicó.
Otro aspecto importante es que la ciudad de Tarija, sin ser un centro industrial ni una metrópoli, tiene concentraciones alarmantes de carbono y el grado de contaminación urbana es similar a un centro industrial. “La ciudad de Tarija no tiene alta densidad poblacional y sin embargo sufre problemas de abastecimiento de cantidad y calidad de agua, energía eléctrica, gas y graves dificultades en la administración de desechos y aguas residuales, que son un verdadero problema”, dijo.
Ríos dijo que tras un estudio realizado, se pudo establecer que la mala aplicación histórica de la gestión ambiental sobre obras civiles y la minería, respecto a los sistemas hídricos y de riego, conllevan un alto índice de cáncer y alteraciones congénitas en las comunidades rurales y urbanas.
El activista aseguró que Green Hearts Project ha decidido trabajar en Tarija bajo el principio de actuar localmente, pensando globalmente y en el entendido de que en la parte ambiental ecológica no existen límites geográficos ni políticos, sino que se trata ecosistemas integrados.