domingo, 27 de diciembre de 2009

Invertir en plantar árboles genera ingresos y ahorros a largo plazo

El negocio de plantar árboles para venderlos bajo normas de cuidado del medio ambiente, está creciendo rápidamente en el país, bajo la conducción de empresas como Gold Forest, Bosques Tropicales SA y Forestal del Oriente. Ellas ofrecen planes de inversión acordes al inversionista, su interés por una especie maderable y cantidad de hectáreas que desee adquirir.

Una plantación forestal se convierte en un ahorro en madera que en determinado tiempo genera un alto rédito económico, cuando el árbol esté listo para ser talado y comercializado.

Esto dependerá del clima, región y ritmo de crecimiento del árbol. Existe un retorno sobre la inversión por encima del 10% anual. Rendimiento mayor al que ofrece la banca privada en sus cajas de ahorro y plazo fijo que varían entre el 1% y el 4% anual, explicó José Vera, gerente regional en La Paz de Gold Forest.

Estas ventajas permiten al inversionista involucrarse en un rubro que tradicionalmente necesitó de grandes capitales y que ahora se presenta como una oportunidad para todos.

“Esta inversión debe ser vista de una forma positiva, porque es una inversión con calidad de propiedad total que cuenta con su respectiva documentación legal, además de la posibilidad de transferencia. Una plantación de dos o tres años vale casi el doble de la inversión inicial. Es decir, el inversionista es dueño del suelo forestal (el terreno) y de los árboles a desarrollarse en él. Se convierte así en dueño de una unidad empresarial productora de madera”, indicó Vera.

El inversionista tiene el respaldo de Gold Forest, empresa que presta sus servicios en toda la cadena productiva; desde la preparación de la tierra, la siembra, fumigaciones, raleos técnicos, comerciales y el corte, hasta la comercialización de la madera.

Vera aclara que los activos forestales no implican una ganancia directa como un sueldo mensual o un ingreso anual. “Dependiendo de la especie maderable, podemos hablar de un mínimo de inversión por hectárea de 5.200 hasta 8.300 dólares; que luego de 10 a 15 años puede generar una ganancia de 40 mil a 180 mil dólares”.

Teca, serebó, palo yugo, palo román y balsa son las especies forestales con alta demanda en el mercado mundial. Su producción se puede planificar en las plantaciones forestales. El máximo rendimiento se genera en la cosecha, al final del circuito forestal (12 a 20 años).

Sin embargo, hay un tiempo en el que se presentan ingresos adelantados llamados “raleos comerciales” que significan el corte de algunos árboles para dar espacio al mayor crecimiento de otros. Esta alternativa se da generalmente al octavo o noveno año de crecimiento del árbol.

Esta actividad plantea generar una estabilidad futura para el inversor, un beneficio económico para el país y una ventaja ecológica para el planeta, pues el precio de la madera certificada de un sistema sostenible tiene mayor valor y demanda que la proveniente de un bosque natural.

La demanda de madera crece continuamente

Gold Forest Bolivia nació luego del éxito alcanzado con el proyecto piloto Oro Verde el 2002, liderado por el Grupo de Inversiones y Consultoría PRO PYME que, luego de evaluar más de 30 rubros agroproductivos potenciales en Bolivia, definió que el rubro más robusto, con mayores perspectivas de crecimiento, es la madera proveniente de plantaciones forestales comerciales.

“Somos una empresa de inversiones forestales, especializada en implantación, mantenimiento y comercialización de madera proveniente de plantaciones forestales, generando oportunidades de inversión segura y rentable”, aseguran en www.goldforestbolivia.com

“La madera es un producto que ha estado subiendo sin pausa desde hace más de 35 años, con un margen del 9% anual. Se proyecta que en los próximos cinco años vaya a subir en un 21% anual”, afirmó el gerente regional de Gold Forest, José Vera .

Bolivia cuenta con varias ventajas cuantitativas y cualitativas en la explotación de recursos maderables sostenibles. Es el sexto país con cualidad forestal en el mundo. Tiene el 46% de su territorio forestable.

La Organización de las Naciones unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) señala que si Bolivia se dedicara sólo a forestación, en los próximos 10 años generaría el doble del monto de toda la producción agrícola: un promedio de 2.000 a 2.200 millones de dólares de producción.

La Ley Forestal 1.700 y la Ley INRA respaldan las plantaciones forestales que cumplen una función económico social y aportan al ecosistema, destacó.

1 comentario:

  1. Tienes mucha razón, invertir no resulta muy acorde a lo que imaginamos, sin embargo teniendo un correcto Mind Capital nos podría facilitar muchas cosas y pérdidas en el camino.

    ResponderEliminar