sábado, 4 de marzo de 2017

Descubren hormona que ayuda a las aves a continuar viaje




Investigadores de varios centros demuestran por primera vez que la hormona grelina, reguladora del apetito, controla la conducta de las aves migratorias. Esta hormona da la señal de salida para que las aves continúen su viaje migratorio tras realizar las paradas necesarias para descansar y reponer sus niveles de grasa.

Un equipo de investigadores ha identificado por primera vez la hormona grelina como señal para el cerebro de las aves.

La grelina, una hormona reguladora del apetito en los mamíferos, se midió en niveles elevados en currucas mosquiteras (Sylvia borin) con altos niveles de grasa, lo que indicaba que ya estaban preparadas para migrar. Las aves inyectadas con grelina adicional mostraron una disminución del apetito y un aumento de la inquietud migratoria.

Un equipo de investigación dirigido por Leonida Fusani del Instituto de Etología “Konrad Lorenz” y del Departamento de Biología Cognitiva de la Universidad de Viena (Austria), junto con Wolfgang Goymann del Instituto Max Plank de Ornitología en Alemania, han confirmado que la hormona grelina controla el comportamiento migratorio de las aves.

Además, han demostrado que una forma de la grelina, que se había considerado una forma inactiva de la hormona, es en realidad mucho más influyente de lo que se había supuesto anteriormente.

Cada año, miles de millones de aves migratorias regresan a Europa desde sus zonas de invernada. Dado que sus reservas de energía no son suficientes para un vuelo sin escalas, hacen paradas en el camino para descansar y reponer sus reservas de grasa.

Que las aves migratorias deben detenerse en su largo viaje está claro, pero ¿cuánto tiempo descansan y qué señales les indican a las aves que deben continuar su camino? Hasta ahora no estaba claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada