jueves, 24 de septiembre de 2015

Educación Ambiental

El objetivo principal de la Educación Ambiental (EA) es entender el desarrollo sustentable como el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones actuales y futuras.

Para comprender qué es EA, será conveniente explicar lo que no es. La EA no es un campo de estudio, como la biología, química, ecología o física. Es un proceso. Para muchas personas, este es un concepto que se le hace difícil comprender. Mucha gente habla o escribe sobre enseñar EA. Esto no es posible. Uno puede enseñar conceptos de EA, pero no EA.

En realidad, el término educación para el desarrollo sostenible sería un término más comprensible, ya que indica claramente el propósito del esfuerzo educativo: educación sobre el desarrollo sostenible, el cual es en realidad la meta de la EA.

En otras palabras, la EA es educación sobre cómo continuar el desarrollo al mismo tiempo que se protege, preserva y conserva los sistemas de soporte vital del planeta. Esta es la idea detrás del concepto de desarrollo sostenible.

Parece curioso tener que enseñar cómo desarrollar. Pero hay razones para creer que algunas personas no comprenden el impacto que el comportamiento humano ha tenido y está teniendo sobre el ambiente.

La educación ambiental consta cuatro niveles diferentes:

I. Fundamentos ecológicos: El propósito de este nivel es dar a la persona informaciones sobre los sistemas terrestres de soporte vital. Estos sistemas de soporte vital son como las reglas del juego.

II. Concienciación conceptual: No es suficiente que uno comprenda los sistemas de soporte vital (reglas) del planeta; también uno debe comprender cómo las acciones humanas afectan las reglas y cómo el conocimiento de estas reglas puede ayudar a guiar las conductas humanas.

III. La investigación y evaluación de problemas: Esto implica aprender a investigar y evaluar problemas ambientales.

IV. La capacidad de acción: Este componente enfatiza el dotar a las personas con las habilidades necesarias para participar productivamente en la solución de problemas ambientales presentes y la prevención de problemas ambientales futuros. Se encarga de ayudar a las personas a que comprendan que no existe una persona, agencia u organización responsable de los problemas ambientales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario